Ir a la Pagina Principal

Nombre: Ladislao Kubala Stecz
Nació el 10/6/1927
Lugar: Budapest (Hungría)
Nacionalidad: Hungara-española
Posición: Mediapunta
Altura: 1,76 m.
Debut Jugador: 1946
Debut Entrenador: 1962
Club debut jugador: Ferencváros
Club debut Entrenador: Barça
Retiro Jugador: 1967 (Toronto Fal.)
Retiro Entrenador 1980 (Selec. Española)
Fallecimiento: 17/5/2002
- Valla Equipazo !!

- Portada partido homenaje

- Sr. Laporta, este fue kubala !!!

- Mas sobre Kubala

- Más en Pagina Historia

- Messi supera sus 194 goles (Fotos)

Kubala Fue uno de los jugadores más emblemáticos de la década de los años cincuenta del siglo XX y el único futbolista del Mundo que, a lo largo de su carrera deportiva, defendió los colores de tres selecciones nacionales: Hungría, Checoslovaquia y España. Kubala está considerado como una de las grandes leyendas del FC Barcelona y del fútbol español, y uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos. Ha sido el entrenador que durante más tiempo (13 años) ha dirigido a la Selección española de fútbol. Futbolista funcional, jugó mayormente de mediocampista ofensivo o delantero. Además, es reconocido por ser el único jugador de renombre que llegó a jugar las once posiciones dentro del campo de juego.

Ladislao Kubala, nació el 10 de junio de 1927 en Budapest y la guerra le marcó su juventud condicionando su evolución como jugador. Para triunfar en el mundo del fútbol, Kubala tuvo que jugarse su vida y la de su familia para dejar atrás el telón de acero. Hombre de profundas convicciones religiosas, este "barcelonés de Budapest", como le bautizó un periodista catalán, tenía fama de generoso y familiar.

Debutó en Primera con el Ferencváros. Durante la guerra emigró a Checoslovaquia y se enroló en las filas del Bratislava. Volvió a su país una vez firmado el alto el fuego para fichar por el Vasas de Budapest.

Internacional por España, su país de adopción, Hungría, su patria natal, y Checoslovaquia, la tierra de sus antepasados, el fútbol ha llevado a Kubala por medio planeta. Primero como jugador y, posteriormente, como entrenador. Después de disputar un partido en la capital húngara, se despidió de su madre sin confesarle que había decidido cruzar el telón de acero. Acompañado de otros cuatro compañeros de equipo y de varias personas más, cruzó la frontera austríaca en un camión con matrícula soviética. Tardaría años en volver a ver su madre.

Una vez en Occidente, los problemas continuaron. La Federación húngara le acusó de delincuente y estafador y la FIFA le suspendió durante un año. Durante ese periodo, el jugador se enroló en la filas del ProPatria, el único equipo italiano que le dio garantías económicas. Kubala acabó en un campo de refugiados en Cinecittá, donde ya le acompañaba parte de su familia. Entre otros, se encontraba su cuñado, el entrenador Fernando Daucik, con el que fundaría el Hungaria, un equipo integrado por exiliados que recorrió media Europa.

Kubala salvó su vida de manera milagrosa antes de llegar a España. Hay un momento clave en la vida del genial jugador. Tras huir de su Hungría natal, Kubala estuvo a un paso de fichar por el Torino. El club italiano vivía un momento dulce y estaba considerado como el mejor equipo del mundo. A pesar de las buenas perspectivas y de la delicada situación del jugador, lo cierto es que no llegó a un acuerdo con la entidad turinesa y el fichaje no se llevó a cabo. Poco después, aquel histórico equipo realizó una triunfal gira por Portugal y Europa. De vuelta a Italia, el avión que trasladaba a la expedición sufrió un terrible accidente en Superga. Los equipos de rescate no encontraron supervivientes entre el pasaje. De haber fichado por el Torino, Kubala hubiera formado parte de la plantilla que realizó aquella gira fatídica.

En uno de esos viajes recaló en Barcelona para disputar un amistoso frente al Espanyol. Josep Samitier, director técnico del F.C. Barcelona, quedó prendado con las evoluciones de aquel maravilloso jugador de 23 años. El 15 de junio de 1950 firmaba por el Barça. Con los azulgranas sólo se le resistió la Copa de Europa, aunque disputó la final de1961 frente al Benfica. Tras retirarse en 1962 , siguió ligado a la disciplina azulgrana. Poco después se convertía en el máximo responsable técnico. Desde el banquillo ganó una Copa de Ferias, pero un mal inicio en la liga 62-63 le valió la destitución. Kubala quiso entonces volver a jugar, pero la directiva se negó en redondo. Ofendido, fichó por el Espanyol y descolgó las botas a sus 35 años.

Después de su retirada definitiva, dirigió la seleccíón española durante once años, a la que clasificó para el Mundial 78 y la Eurocopa 80. Posteriormente, volvió a entrenar al F.C.Barcelona antes de iniciar un nuevo peregrinaje por medio mundo. Su reciente fallecimiento nos ha devuelto a la memoria aquel hombre sencillo con unas dotes geniales para jugar al fútbol. Kubala está considerado como el mejor jugador que ha vestido la zamarra blaugrana de todos los tiempos siendo enterrado al morir en el cementerio de personajes ilustres de Barcelona, junto con varias insignias del club y una bandera del mismo.

Ladislao, pasaba horas y horas con el balón en los pies. Fue el primer especialista en los lanzamientos a balón parado. Nadie antes había ejecutado las faltas golpeando el esférico con el interior del pie para superar la barrera. En los entrenamientos solía cruzar apuestas con sus compañeros sobre las veces que conseguía enviar el balón al travesaño

TRAYECTORIA COMO JUGADOR: Ganz Torna(Hungria) 1944 - Ferencváros (Hungria) 1945-1946 - Bratislava (Checoslovaquia) 1946-1948 - Vasas SC (Hungria) 1948-1949 - Pro Patria (Italia) 1949-1950 - FC Barcelona (España) 1951-1962 - Espanyol (España) 1962-1965 - FC Zurich (Suiza) 1965-1967 - Toronto Falcons (Canada) 1967

SELECCIONES en las que jugó: Hungría: 6 veces internacional - Checoslovaquia: 11 veces internacional - España: 20 veces internacional

Según nuestras estadísticas, Kubala (Primera división, en el Barça entre 1950 y 1962) marco 194 goles Oficiales en 256 partidos oficiales, (274 goles incluido amistosos, en 349 partidos incluidos amistosos),.

Posee, además, uno de los récords (compartido con Bata del Athletic Club) de la liga española al marcar siete goles en un partido que enfrentó a los catalanes con el Sporting de Gijón.

ANÉCDOTAS: Su nombre ha inspirado al mismísimo Joan Manuel Serrat, un barcelonista de pro. El cantautor catalán glosa en una canción las habilidades del Kubala futbolista que él conoció cuando era niño. Existen pocas imágenes del genial jugador. Su leyenda, como la de tantos otros mitos del deporte del balón, se ha construido gracias a la memoria de los que disfrutaron del inmenso placer de verle con un balón en los pies.

Kubala consiguió todos sus éxitos como jugador del FC Barcelona en la década de 1950. Se convirtió en un ídolo de tal envergadura que el FC Barcelona se vio obligado a construir un estadio nuevo (el Camp Nou) para dar cabida a todos los espectadores que querían ver al equipo, y a pesar que el antiguo campo de Les Corts tenía capacidad para 60.000 espectadores.

KUBALA ENTRENADOR: Kubala fue entrenador del FC Barcelona en dos etapas (temporada 1962-1963 y 1980-1981). Entrenó también al RCD Espanyol, Elche CF, Real Murcia, Córdoba, Málaga, Zúrich, Toronto City y Toronto Falcons.

Fue seleccionador español durante 13 temporadas (entre 1969 y 1980), lo que supone el récord de permanencia en el cargo. También fue seleccionador de Paraguay y de Arabia Saudita.

Como entrenador de Paraguay fue quien inició el cambio de mentalidad en el fútbol de este país haciendo hincapié en la disciplina. Años después llegaron sus frutos y Paraguay logró clasificarse para los mundiales de Francia, Korea/Japón y Alemania

Figura mítica del barcelonismo, Kubala (Budapest, Hungría, 1927 – Barcelona, 2002) fichó por el FC Barcelona en junio de 1950, cuando llegó a la Ciudad Condal con un equipo de jugadores refugiados de países del Este llamado Hungría.

Pasaba horas y horas con el balón en los pies. Fue el primer especialista en los lanzamientos a balón parado. Nadie antes había ejecutado las faltas golpeando el esférico con el interior del pie para superar la barrera. En los entrenamientos solía cruzar apuestas con sus compañeros sobre las veces que conseguía enviar el balón al travesaño.

Asimismo, debido a varias trabas burocráticas, su debut oficial con el Barça se retrasó hasta abril de 1951, aunque muy pronto se convirtió en el ídolo indiscutible de la afición barcelonista.

Con él comenzó una auténtica edad de oro para el FC Barcelona. Kubala desplegaba su juego en el centro del campo, y todas sus cualidades futbolísticas destacaban por su tono superlativo: fuerza física fuera de lo común, técnica de un malabarista, extraordinaria visión de juego, habilidad rematadora, maestría insuperable en el lanzamiento de faltas y penaltis y dotes de líder en el terreno de juego.

Con él, el equipo de las Cinco Copas (1951-52) lo ganó absolutamente todo, y si durante los años posteriores no pudo aumentar su palmarés fue por culpa de las reiteradas lesiones que sufrió por acción de los defensas contrarios (a menudo con la complicidad arbitral). Dichas lesiones fueron menguando progresivamente su capacidad. De todos modos, a finales de la década de los 50, cuando era ya un veterano, volvió a florecer bajo la dirección técnica de Helenio Herrera. Se retiró en 1961 pero Enric Llaudet ,presidente durante la temporada 1961-62, le pidió que no se desvinculara del Club y se encargara de dirigir la escuela de futbolistas. Así pues, Kubala seguía vinculado al Barça por si las cosas en la plantilla profesional no funcionaban. Y así fue. Laszi tomó el timón del equipo hasta que fue destituido en 1963, después de ser eliminado por el Estrella Roja en la Copa de Ferias.

Pero Kubala decidió dar un golpe de efecto en la temporada 1963-64, aceptando una oferta del Espanyol para ejercer de entrenador-jugador, y así estar junto a su gran amigo Alfredo Di Stefano. Después, Kubala buscó nuevas motivaciones y entrenó a equipos como el Elche, el Murcia, el Málaga y otros. Incluso entrenó a un equipo suizo y a dos canadienses. Más adelante, se hizo cargo de la selección española durante dos temporadas y posteriormente, en 1980, volvió al FC Barcelona, aunque se fue cinco meses más tarde.

En 1990, aceptó la presidencia de la Agrupación de Veteranos del FC Barcelona.

En 1993, el estadio de Montjuïc fue el escenario de un emotivo homenaje a su figura. Murió en Barcelona el 17 de mayo de 2002. A título póstumo, el 5 de mayo de 2003, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales le entregó la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

Desde el 16/6/2013
EnglishFrenchGermanItalianDutchPortugueseJapaneseChinese Simplified Català
Click in language that wants to translate the web
 Traductor Castellano-Catalán Traductor de Texto
PageRank Google
El Pagerank de esta web?
Este Contador solo contabiliza un 50% de la web desde 28/6/97. Tampoco las visitas de móviles

usuarios online de tu blog <- solo en esta pagina

 Agrega esta web a tus Favoritos| Copyright© 2/1/98, webdelcule.com