Autor Tema: Kubala  (Leído 26382 veces)

0 Usuarios y 1 Visita están viendo este tema.

Desconectado webdelcule

  • webmaster
  • Coronel
  • *******
  • Mensajes: 2324
    • pages/webdelculecom/191759857539624Facebook
    • webdelcule
  • Nombre*: Enrique
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Kubala
« : 13/04/07-00:09 »

Nombre: Ladislao Kubala Stecz
Apodo: Laszly
Nacimiento: 10 de junio de 1927
Budapest, Hungría
Fallecimiento: 17 de mayo de 2002 (74 años)
En: Barcelona, España
Nacionalidad: Hungría y Española
Posición: Mediapunta
Estatura: 1,76 metros
Partidos internacionales:7 Hungría-14 Checoslovaquia-19 España
Goles totales: 244 (FC Barcelona)-6 (selecciones)
Año del debut:1946 (como jugador)- 1962 (como entrenador)
Club del debut:Ferencváros T.C. (como jugador)
FC Barcelona (como entrenador)
Año del retiro: 1967 (como jugador)- 1980 (como entrenador)
Club del retiro: Toronto Falcons (como jugador)-Selección española (como entrenador)

Junto a Samitier, la mayor leyenda de la historia barcelonista. El hombre que hizo pequeño un campo (Les Corts) y se necesitó hacer uno mayor (Camp Nou). El jugador extranjero (húngaro, posteriormente nacionalizado español) que junto a Di Stéfano revolucionó el fútbol español. Hay un antes y un después de Kubala. El hombre de la técnica más depurada. Maestro en el lanzamiento de faltas y en la ejecución de penalties. Sólo le detuvieron una pena máxima en su carrera deportiva (Carmelo, guardameta del Athletic de Bilbao). Un perfeccionista del fútbol. Tras los normales entrenamientos se quedaba más tiempo en solitario ensayando y ensayando faltas. A diferencia de Di Stéfano, sufrió numerosas y graves lesiones. En parte, por su juego espectacular y, hasta veces, provocativo. No por menosprecio al contrario sino por su tendencia a demostrar que el fútbol, además de competitividad, es arte. ¡Hay del rival cuando las cosas no chutaban bien para su equipo y se arremangaba la camiseta!. Era entonces el Kubala decidido, valiente, furioso, capaz por sí solo de dar la vuelta a un partido. Fue un jugador de carácter invencible. Un triunfador nato. Capaz de superar las más duras adversidades. Su ficha médica es impresionante, con 19 lesiones, varias de ellas graves, con las correspondientes visitas al quirófano. No se daba por vencido. Superó incluso una grave enfermedad pulmonar ("infección tuberculosa adquirida por contacto"). El parte médico fue dramático: "No apto para la práctica del deporte". Tres meses recluido en Monistrol de Calders, con una fuerza de voluntad titánica, acabó recuperándose totalmente ante el asombro médico. Trece domingos después de la grave enfermedad reapareció como si nada hubiera ocurrido. Este era Kubala. Ladislao, o Laszy, nació en Budapest el 10 de junio de 1927. Hijo único de una familia humilde. Su padre, Paul, era albañil y su madre, Anna, trabajaba en una fábrica de cartonaje. Ambos eran de procedencia eslovaca y se habían trasladado a Budapest -el llamado París de Centroeuropa- cuando aún existía el Imperio Austro-Húngaro, en busca de mejores horizontes. Mientras sus padres trabajaban, las horas las pasaba con el abuelo materno, de origen polaco. Por eso, hasta los seis años, sólo habla el idioma del abuelo. Con el tiempo dominará el eslovaco y el húngaro, y acabará dominando también el checo, el búlgaro y el ruso, lenguas que tienen connotaciones gramaticales y fonéticas parecidas a las del resto de idiomas eslavos. Sus correrías posteriores le harían aprender igualmente el italiano, el castellano, medio el catalán, y a defenderse en inglés y alemán, y hasta chapurrear el árabe, un empeño grande en su época de entrenador en Arabia Saudí. La trayectoria futbolística de Kubala comienza en 1939, a los 12 años, en el juvenil del Ganz. En esa época hace de recogepelotas del Ferencvaros, el club de sus amores, trabajo que alterna con el de limpieza y embetunado de las botas de sus ídolos. Cuando la Federación le convoca para pasar por la Escuela Oficial coincide con Puskas, Zacharías, Kocsis y otros jugadores que serían figuras. Uno de sus profesores es Janos Kalmar, posteriormente entrenador del Espanyol y Málaga, entre otros. Del Ganz pasa al Ferencvaros y lo hace tan asombrosamente bien que en 1945 (con 18 años) es internacional con la Selección "A" de Hungría, con la que juega tres partidos. Más tarde será internacional por Checoslovaquia y España, todo un récord que no tiene precedentes.
SIGUE

Desconectado webdelcule

  • webmaster
  • Coronel
  • *******
  • Mensajes: 2324
    • pages/webdelculecom/191759857539624Facebook
    • webdelcule
  • Nombre*: Enrique
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Re: Kubala
« Respuesta #1 : 13/04/07-00:12 »
CONTINUACION: Cuando la II Guerra Mundial acaba de terminar, muere su padre. En medio del dolor, le rinde un homenaje de admiración a su padre, ex jugador e hincha del Ferencvaros, jugando aquel mismo día un partido oficial. Su madre decide regresar a Bratislava y Kubala ficha por este club. El entrenador y secretario técnico era Fernando Daucik, un périto agrónomo que había abandonado su carrera para dedicarse al fútbol. En el Bratislava, con 20 años y Daucik, gana el campeonato de Liga y disputa diez partidos internacionales con la selección checa. Es elegido el mejor jugador del año (1947). Ese mismo año, se casa, en Bratislava, con Anna Viola Daucik, hermana de su entrenador. Es bastantes años mayor que él. Al cabo de escaso tiempo, regresa a Hungría para fichar por el Vasas (80.000 florines para comprar una casa a su madre en Budapest donde vivirá hasta su fallecimiento a los 73 años) y vuelve a ser internacional por Hungría en tres ocasiones más. En ese período, su esposa Anna da a luz en la población checa de Saby a su primer hijo: Branko, que creció en Barcelona, jugó en el fútbol base del Barcelona y acabó debutando en Primera División con el Espanyol, cuando su padre se convirtió en jugador-entrenador de éste club. Hungría, como la totalidad de los países del Este (conocidos como "el Telón de Acero") viven un ambiente político muy complicado. Kubala, al igual que otros deportistas, decide huir a Occidente en 1948. Se fuga en un viejo camión militar ruso, con el internacional Marik, tres futbolistas más y un puñado de mujeres y niños. Unas horas antes se despide de su madre a la que no volverá a ver hasta 14 años más tarde, en Barcelona. La fuga es dantesca pero consiguen ganar el territorio austríaco, engañando a los guarda-fronteras magiares. Llega a Innsbruck, después, con pasaporte falso, pasa a Italia, a la localidad de Busto-Arissio y queda internado en un campo de concentración de Udine. El Pro-Patria, un equipo modesto, intenta ficharle, lo mismo que los poderosos Inter y Torino, pero todos se estrellan contra la negativa de la Federación Húngara (entonces una de las más poderosas de la UEFA) que, apoyándose en la reglamentación deportiva, exige que Kubala vuelva a Budapest para cumplir su contrato con el Vasas. Kubala se niega y juega amistosos con el Pro-Patria. También el Torino le invita a jugar un amistoso en Lisboa. Horas antes del viaje, recibe la noticia de que su mujer y su hijo han huido de Checoslovaquia y le esperan en Udine. Cancela el amistoso con el Torino y esto le salva la vida. A la vuelta de la capital portuguesa, el avión en el que viaja el histórico y entonces mejor equipo italiano se estrella contra los muros de la Basílica de Superga cuando iniciaba la maniobra de aterrizaje en el aeropuerto de Turín. Mueren casi todos, entre ellos, los internacionales Mazzola, Menti Rigamonti, Marosso, Gabetto y Carapellesse. Abortados todos los intentos de los clubs italianos para fichar a Kubala, los jugadores expatriados, junto con Fernando Daucik, forman un equipo para disputar amistosos en Europa Occidental y poder ganar un dinero para vivir. Es el Hungaria. Juegan en España. Debutan en Madrid y vencen al Real Madrid por 4-2 y causan sensación. Después actúan como "sparring" de la selección española y disputan encuentros en A Coruña, Santander y Barcelona, donde se enfrentan al Espanyol. A los 30 segundos, marca un gol increíble en Sarriá. Agustí Montal Galobart, presidente del Barça y espectador del partido, le dice a su secretario técnico, Rossend Calvet: "Este chico es extraordinario. No lo podemos dejar escapar. Prepara un contrato para esta misma noche". Pep Samitier, también presente en el amistoso, apunta: "Este rubio es un fenómeno. Es el jugador que el Barcelona necesita para ser el mejor equipo del mundo". El Real Madrid también está interesado en sus servicios. Pero mientras el Madrid habla con él, el Barcelona, por medio de Samitier es más hábil y decide contratar al entrenador Daucik "Atando al entrenador, ataremos a él" dice el ex mago del balón. Kubala firma contrato el 15 de junio de 1950, casi dos años después de haber huido de Hungría. Samitier, que entonces tiene un gran peso en el fútbol español y europeo, mueve tierra y cielo y logra el apoyo de Armando Muñoz Calero, miembro español de la FIFA para que se autorice la licencia del jugador. Muñoz Calero amenaza al máximo organismo mundial con la retirada de nuestro país. El Barcelona, por su parte, se compromete a indemnizar al Vasas. La FIFA en una votación extraordinaria aprueba por un voto a favor que Kubala pueda jugar en España. Era abril de 1951, pocos días después de que Kubala se nacionalizase español. Para cumplir el último trámite, tiene que bautizarse. El acto se celebra en la localidad murciana de Aguilas (el pueblo de Paco Rabal) y de donde era hijo Muñoz Calero que tanto defendió su fichaje. Entonces, los jugadores azulgrana que eran internacionales cobraban 150.000 pesetas al mes. Kubala cobraba un millón, cifra astronómica en aquel tiempo (contrato que le defendió su cuñado Daucik argumentando que le querían todos los grandes clubs europeos, lo que era cierto).
SIGUE

Desconectado webdelcule

  • webmaster
  • Coronel
  • *******
  • Mensajes: 2324
    • pages/webdelculecom/191759857539624Facebook
    • webdelcule
  • Nombre*: Enrique
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Re: Kubala
« Respuesta #2 : 13/04/07-00:14 »
CONTINUACION: Mientras esperaba el "pase" oficial de la FIFA, Kubala jugó con el Barcelona amistosos, el primero el 12 de octubre de 1950 contra Osasuna, con victoria por 4-0. Pero no volvió a vestir la camisola blaugrana hasta los tradicionales encuentros de Navidad en Les Corts que se ganaron por 4-1 y 10-4 al Frankfurt alemán y al Hull inglés. Kubala maravillaba. Resueltos todos los problemas legales, Kubala debuta oficialmente en el viejo Nervión, en partido de Copa ante el Sevilla. Era el 29 de abril de 1951. El Barça vence por 0-2 con un recital del nuevo jugador. El juego de Kubala causa admiración y asombro en todos los campos. Su técnica depuradísima, sus lanzamientos en parábolas de las faltas con los dos pies, la ejecución de penalties con la famosa "paradiña", su manera de conducir la pelota llevando la cabeza alta para observar al compañero mejor situado, su espíritu de lucha y su inconcebible precisión en el pase y el remate hacen de él un fuera de serie. Con su fútbol incomparable, el Barcelona gana la Liga y la Copa de 1951-52 y la Liga de 1952-53, además de las Cinco Copas. Pero no todo es un camino de rosas. Es objeto de virulentas campañas por parte de cierta prensa y ciertos críticos, y eso deriva en una serie de brutales agresiones por parte de algunos defensas sin escrúpulos. Al cabo de un tiempo, las lesiones le privan de una continuidad. En 1957, con Balmanya, gana la Copa de España, en 1958 campeón de la Copa de Ferias, en 1958-59 nuevamente campeón de Liga y Copa, ya con Helenio Herrera, y en 1959-60 otra vez campeón de Liga y de la Copa de Ferias. En total: 5 Copas de España, 4 Ligas, 2 Copas de Ferias, 1 Pequeña Copa del Mundo y 1 Copa Latina. La temporada 1960-61 es su última como jugador del Barcelona y quizás una de las más amargas pues el equipo pierde en un partido infortunado en el "Wankdorf Stadion" de Berna, la final de la Copa de Europa (2-3), contra el Benfica. Aquella tarde, el cuadro azulgrana alineó quizá la delantera más grande de toda su historia: Kubala, Kocsis, Evaristo, Suárez y Czibor. Finalmente, después de once años como jugador del Barcelona, ser 19 veces internacional con la Selección española y cuarto goleador (252 goles) en la historia del club, (por detrás sólo de Alcántara, Samitier y César) se despide de la afición en un partido homenaje contra el Stade de Reims (4-3), el 30 de agosto de 1961. A su lado juegan este partido sus grandes amigos y rivales Ferenc Puskas y Alfredo Di Stéfano. Tenía 34 años. Con Di Stéfano comparte el número uno en el curso de entrenadores nacionales que hacen a la vez. Tras la final de Berna y la llegada de un nuevo presidente (Enric Llaudet), Kubala se hace cargo de la nueva Escuela de Jugadores, poniendo en marcha una de sus grandes ilusiones: la enseñanza de los pequeños. Pero la mala racha del primer equipo hace que Llaudet le llame para dirigir a la plantilla profesional. Es un error. Conoce como amigos a todos los jugadores y eso debilita sus exigencias y responsabilidades. Al poco tiempo tiene que dimitir. Mejor dicho: lo cesan. Enfadado y rabioso, y presionado por Vila Reyes ficha en 1963 con el gran rival local, el Espanyol, donde actúa como jugador-entrenador hasta finales de 1965, club en el que hace debutar a su hijo mayor Branco y ficha a Di Stéfano cuando Bernabéu le echa del Madrid.
SIGUE

Desconectado webdelcule

  • webmaster
  • Coronel
  • *******
  • Mensajes: 2324
    • pages/webdelculecom/191759857539624Facebook
    • webdelcule
  • Nombre*: Enrique
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Re: Kubala
« Respuesta #3 : 13/04/07-00:19 »
CONTINUACION : En el Fútbol Club Barcelona, Kubala había jugado un total de 330 partidos: 183 de Liga, 47 de la Copa de España, 11 de la Copa de Europa, 9 de la Copa de Ferias, 6 de la Pequeña Copa del Mundo, 2 de la Copa Latina y 72 amistosos. Durante esos encuentros marca un global de 252 goles: 130 en la Liga, 46 en la Copa de España, 6 en la Copa de Europa, 5 en la Copa de Ferias, 5 en la Pequeña Copa del Mundo, 1 de Copa Latina y 59 en amistosos. En toda su carrera deportiva fue expulsado en dos ocasiones, aunque su "fair play" era único y nunca respondió a una violencia, salvo en una noche de Sant Joan que para defender a varios compañeros, en un amistoso contra el Botafogo brasileño, se enzarzó en una batalla, y otra en Sarriá, también para defender a compañeros suyos. Fue expulsado en dos ocasiones. Una por Gadeazabal en un Barcelona-Madrid por responder levemente a una provocación del defensa Oliva. Otra, por Zariquiegui, en Sarriá, por defender a Czibor de un altercado. Como entrenador tuvo una larga trayectoria. Dirigió, como hemos dicho, al Barcelona con Llaudet sin finalizar la temporada, y después al Espanyol. Fue Seleccionador Nacional durante once años (1969-1980). Disputa 70 partidos, gana 33, empata 21 y pierde 16. Su logro más importante es clasificar a España para el Mundial de 1978 en Argentina. Como técnico dirigió al Elche, Murcia, Córdoba, Málaga, F.C.Zurich, Toronto City y Toronto Falcons. Llamado por Josep Lluís Núñez vuelve a ser entrenador del F.C. Barcelona en 1980-81, y es cesado tras perder ante el Colonia 0-4, en la Copa de la UEFA en el Camp Nou. Su último fichaje fue Schuster. Después entrenó todavía al Al-Hila, de Arabia Saudí, y al Málaga nuevamente al que ascendió a Primera División. Posteriormente se convirtió en seleccionador nacional de Paraguay. Kubala tuvo tres hijo: Branko, nacido en Bratislava el 10-1-48; Laszi, nacido en Busto Arsizio el 24-2-50; y Carlos, en Barcelona el 10-10-59, sólo el primero, Branco, jugó al fútbol, mientras que Carlos fue jugador de hockey sobre hielo con el Fútbol Club Barcelona. El 17 de mayo de 2002 moría el gran mito del barcelonismo. "Un barcelonés de Budapest" como escribió Manuel Ibáñez Escofet. Su muerte fue un sentido pésame en todo el mundo. Además de todo el barcelonismo, en su adiós no faltaron sus grandes rivales deportivos en vida, encabezados por Alfredo Di Stéfano. A raíz de su muerte, Gustavo Biosca, compañero de aquel excepcional Barça de las 5 Copas y su mejor amigo dentro y fuera del campo, bajo el título de "Te has ido tú antes, Laszy" escribió el siguiente artículo en el diario "El País" : "Leí una vez una frase que decía: nadie muere mientras no se le olvida. Y eso me reconforta, porque sé que Kubala seguirá en mi pensamiento y en el de muchas personas a lo largo de los años. Sí, es cierto, se ha marchado. Pero morir no morirá nunca. Los recuerdos del pasado se hacen ahora más lúcidos que nunca. No olvidaré el día que le vi por primera vez en Sarrià, ni el momento en que llegó al Barcelona; sus primeros pasos en nuestro equipo, las veces que comió y durmió en mi casa y la sincera amistad que nació entre nosotros y que permaneció el resto de nuestras vidas. Era un hombre fuerte, excesivo a veces y lleno de contradicciones. Fue un niño que se hizo mayor, que precisó de protección por su timidez, por su excesiva generosidad, por su brutalidad en ocasiones. Pero todo lo bueno de él surgía de pronto cuando alguien le ponía un balón en los pies. Entonces se le veía feliz. Parecía un niño al que le acababan de dar un caramelo. Y comenzaba a jugar, a hacer cosas que los demás no podíamos ni imaginar. A sus pies, el balón comenzaba a coger efectos especiales, pegaba por dentro y por fuera, sorprendía al portero cuando lanzaba las faltas con parábolas desconocidas hasta entonces. Cuando estaba en el campo, a todos los jugadores nos daba la impresión de que no podíamos perder. Era un auténtico líder. Dominaba el juego y la técnica y eso le daba un ascendente sobre los demás. Creaba un ambiente de optimismo y ganador porque sabíamos que en cualquier momento podía plantarse ante el portero y marcar un gol. Era rapidísimo. Aunque pesaba 78 u 80 kilos, nadie en el club le superaba en velocidad. Sólo Manchón, pequeño y ágil, le vencía en los 25 metros. Pero a partir de ahí era intratable. Transformó e inventó el fútbol. Nos enseñó muchas cosas.
SIGUE

Desconectado webdelcule

  • webmaster
  • Coronel
  • *******
  • Mensajes: 2324
    • pages/webdelculecom/191759857539624Facebook
    • webdelcule
  • Nombre*: Enrique
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Re: Kubala
« Respuesta #4 : 13/04/07-00:21 »
CONTINUACION: Sólo con verle entrenarse y jugar ya aprendíamos. A veces, al final del entrenamiento, me decía: 'Gitano [así me llamaba], quédate un rato conmigo'. Él seguía entrenándose, pero a mí eso no me gustaba. Y luego proseguía por las tardes en el césped de su casa, tocando el balón tres o cuatro horas más. No sabía hacer nada más. Era su vida. Salía siempre en defensa de sus compañeros. Si alguien abusaba de Moreno, un interior zurdo de poca estatura que jugaba con nosotros, Kubala amenazaba al defensa. Pero, sin el balón de por medio, sólo una vez agredió a un rival. Sin embargo, se convertía en una persona muy peligrosa cuando alguien le provocaba a él o a alguno de sus compañeros. Salíamos los dos muchas veces con César, un hermano para mí, y a los tres nos gustaba la vida nocturna. Éramos guerreros. Y Kubala resultaba duro y sangriento en las peleas. Había sido boxeador de pequeño, en Hungría, y lo dejó porque tenía los brazos demasiado cortos para su peso. Recuerdo que una noche estábamos con Paco Rabal y cuando él y yo nos levantamos Kubala ya había tumbado a tres personas. Daba miedo. Se ha comentado muchas veces que bebía mucho y que jugó partidos sin haber dormido. Y es verdad, aunque lo hizo en contadas ocasiones. Bebía porque comía mucho. Pero lo quemaba todo en los entrenamientos. A veces, cuando no llegaba a una sesión, Samitier me decía: '¿Dónde está Olegario?'. Iba a buscarle. Sabía dónde encontrarle. Y entonces era el más sacrificado. No se le notaba nada porque físicamente era un superdotado. Su mayor contradicción era que, pese a su fortaleza física, se convertía en un ser muy vulnerable cuando topaba con personas necesitadas o con seres desgraciados. Tal vez porque él pasó una infancia muy dura y difícil, entonces lo daba todo. A veces tuvimos que ir tras él para recuperar objetos íntimos, como algún reloj y otras joyas. Una vez se encontró a una familia durmiendo en la calle. Les llevó a una pensión y les pagó tres días de estancia completa. Sabía lo que era la miseria. En los últimos años ya no estaba muy fino. El Alzheimer se estaba apoderando de él y agudizó su carácter infantil. Pero entonces se mostraba mucho más inofensivo. Tenía miedo de todo. La última vez que le vi fue cuando estaba ingresado ya en el hospital. Gaspart vino a buscarme y me llevó, casi a hurtadillas, a su lado. Él ni siquiera me reconoció. Le di un beso y me despedí. Recordé que en nuestras salidas nocturnas, frente a dos copas, solíamos apostar. 'Tú te morirás primero, gitano', me decía, 'porque yo estoy más fuerte'. Te has ido tú antes, Laszy. El whisky lo pago yo." * Debut Amistoso (12-10-50) Barcelona 4 Osasuna 0 (marcó un gol). Alineación: Velasco; Torra, Curta, Pedrín; Burgué, Abella; Cánovas, Escudero, Aloy, Kubala y Nicola * Debut oficial: Copa 1951 (29-4-51) Sevilla 1 Barcelona 2. Alineación: Ramallets; Calvet, Biosca, Segarra; Gonzalvo III, Seguer; Basora, Kubala, César, Aldecoa y Nicolau.   Partidos memorables: (7 goles). Liga 51-52 (10-2-52) Barcelona 9 Spórting 0 (con el bilbaíno Bata, son los únicos jugadores que han marcado éste número de goles en un partido en la historia de la liga) (5 goles) Liga 51-52(18-11-51) Barcelona 6 Celta 1 (4 goles) Liga 60-61 (19-3-61) Barcelona 8 Granada 2 (3 goles) Amistoso (1-11-50) Barcelona 4 Zaragoza 3 (3 goles) Copa 1951 (10-5-51) Barcelona 4 Athletic Tetuán 1 (3 goles) Liga 51-52 (13-4-52) Athletic Tetuán 2 Barcelona 5 (3 goles) Copa 1952 (27-4-52) Málaga 0 Barcelona 7 (3 goles) Amistoso (2-6-52) Barcelona 5 Manchester 1 (3 goles) Amistoso (15-6-52) Barcelona 8 Niza 2 (3 goles) Liga 53-54 (20-9-53) Barcelona 6 Jaén 2 (3 goles) Liga 53-54 (24-1-54) Barcelona 4 Valladolid 1 (3 goles) Liga 54-55 (16-1-55) Barcelona 5 Celta 2 (3 goles) Liga 54-55 (13-2-55) Barcelona 5 Málaga 0 (3 goles) Copa 1955 ( 1-5-55 ) Barcelona 7 Coruña 0 (3 goles) Liga 55-56 (12-2-56) Barcelona 6 Hércules 4 (3 goles) Liga 56-57 (27-1-57) Coruña 1 Barcelona 6 (3 goles) Amistoso (6-11-57) España 3 Turquía 0 (3 goles) Amistoso (30-8-58) Anderlecht 3 Barcelona 3 (3 goles) Copa de Europa (23-9-59) Barcelona 6 CDNA de Sofía 2 (3 goles) Copa 1961 (7-5-61) Barcelona 7 Spórting Gijón 1 (2 goles) Copa 1952 (16-4-52) Atlético Madrid 2 Barcelona 4 (2 goles) Copa 1952 (20-4-52) Barcelona 5 Atlético Madrid 1 (2 goles) Copa 1953 (17-5-53) Barcelona 5 Valencia 0 (2 goles) Copa 1953 (7-6-53) Barcelona 8 Atlético Madrid 1 (2 goles) Liga 54-55 (9-1-55) Espanyol 2 Barcelona 4 (2 goles) Liga 55-56 (5-2-56) Coruña 0 Barcelona 7 (2 goles) Copa 1957 (28-4-57) Atlético Madrid 2 Barcelona 5 (2 goles) Amistoso (3-7-60) Barcelona 4 Santos 3 (con Pelé) (1 gol) Final Copa 1952. Madrid (25-5-52) Barcelona 4 Valencia 2 (1 gol) Final Copa 1953. Madrid (21-6-53) Barcelona 2 Athletic Bilbao 1 (1 gol) Liga 53-54 (21-2-54) Barcelona 5 Real Madrid 1 (1 gol) Liga 55-56 (1-1-56) Espanyol 0 Barcelona 3 Final Copa 1951 Madrid (27-5-51) Barcelona 3 Real Sociedad 0 Homenaje 1961 (30-8-61) Barcelona 4 Stade Reims 3. Alineación inicial: Ramallets, Foncho, Rodri, Grácia; Segarra, Benítez; Szalay, Kubala, Di Stéfano, Puskas y Zaldúa.
  Para mas datos contactar

Desconectado webdelcule

  • webmaster
  • Coronel
  • *******
  • Mensajes: 2324
    • pages/webdelculecom/191759857539624Facebook
    • webdelcule
  • Nombre*: Enrique
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Re: Kubala
« Respuesta #5 : 20/06/07-18:46 »
El Gran Kubala si tuvo partidos de homenaje, por parte del Barça y hablo de memoria recibió uno que es famoso por la foto en la que está Di Stefano vestido de azulgrana, si quereis busco cuando fue.Esto por parte del Barça. Más tarde, creo recibió otro más o menos en el 93 que enfrentó a una seleccion catalana contra otro equipo llamado estrellas  de la liga. Despues de muerto no se le ha hecho ningun partido homenaje. Hace tiempo aunque por poco tiempo hubo un premio llamado trofeo Kubala en el quew se premiaba al mejor jugador del Barça, pero eso desapareció.
Espero haber respondido

Desconectado webdelcule

  • webmaster
  • Coronel
  • *******
  • Mensajes: 2324
    • pages/webdelculecom/191759857539624Facebook
    • webdelcule
  • Nombre*: Enrique
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Re: Kubala
« Respuesta #6 : 23/07/07-06:50 »
No le han dado un callejón, le han puesto su nombre a una calle que no es lo mismo jajaja.
Por cierto, Kubala jugó en el famoso 'Barça de las cinco copas', ¿verdad?
No sé si lo pone en lo de Toletum, es demasiado largo lo que ha escrito y hoy estoy muy vago para leer tanto xD.

claro que si  jugó en el equipo de las cinco copas, y sobre todo fue el precursor del Nou Camp, hizo que Les Corts se quedara pequeño

rikardo

  • Visitante
Re: Kubala
« Respuesta #7 : 24/09/09-21:59 »
Pues nada, se le hace por fin un poco más de justicia a la figura històrica de uno de los más grandes de la historia del fútbol y del Barça. Laszi Kubala, Don Ladislao, ya tiene su estatua. Aplauso para la iniciativa. Ya era hora.
http://www.sport.es/default.asp?idpublicacio_PK=44&idioma=CAS&idnoticia_PK=647571&idseccio_PK=803
merecido homenaje a uno de los mas grandes sino el mas grande en la historia del club

edwinsorto

  • Visitante
Re: Kubala
« Respuesta #8 : 25/09/09-01:02 »
Exelente y muy merecido Homenaje para un Grande ! Ladislau Kubala le dio al Barca mucho prestigio , por la forma de tratar la pelota . :visca_barsa:

Desconectado webdelcule

  • webmaster
  • Coronel
  • *******
  • Mensajes: 2324
    • pages/webdelculecom/191759857539624Facebook
    • webdelcule
  • Nombre*: Enrique
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Re: Kubala
« Respuesta #9 : 26/09/09-04:52 »
Por fin al más grande se le pone en su lugar, es lo minimo que se le podia hacer

Desconectado webdelcule

  • webmaster
  • Coronel
  • *******
  • Mensajes: 2324
    • pages/webdelculecom/191759857539624Facebook
    • webdelcule
  • Nombre*: Enrique
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Re:Kubala
« Respuesta #10 : 27/06/10-07:59 »
La lesiones de Kubala

Con Kubala, el Barça era un equipo casi impareble y lo ganaba absolutamente todo, y si durante los años posteriores no pudo aumentar su palmarés fue por culpa de las reiteradas lesiones que sufrió por acción de los defensas contrarios (a menudo con la complicidad arbitral). Dichas lesiones fueron menguando progresivamente su capacidad.
Algunas de estas lesiones fueron muy graves y casi lo hubieran podido retirar, solo su fortaleza hizo que que acabara su carrera y sea, para mi uno de los grandes del Olimpo del Fútbol
Estas de sus lesiones como jugador del Barça:
- 1951:
1) Distensión de los ligamentos en ambos tobillos
2) Rotura fibrilar del biceps del muslo derecho
3) Fractura del dedo grande del pie derecho

- 1952:
1) Proceso tuberculoso en el pulmón derecho

- 1953:
1) Rotura fibrilar del biceps del muslo izquierdo

- 1954:
1) Rotura de ligamentos de la rodilla derecha
2) Rotura del menisco interno de la rodilla derecha

- 1955:
1) Rotura de la clavicula derecha

- 1957:
1) Lesión en el pubis

- 1960:
1) Lesión vertebral en la región lumbar

edwinsorto

  • Visitante
Re:Kubala
« Respuesta #11 : 27/06/10-15:57 »
Las Lesiones de Kubala
Era un hombre muy fuerte , casi todas sus lesiones fueron muy graves y lo peor que en esos años la medicina estaba 'bastante' obsoleta ; pero aun asi hizo muchisimo por el Barça . Grande Kubala !! :visca_barsa:

La Barsa

  • Visitante
Re:Kubala
« Respuesta #12 : 11/05/12-07:34 »
Kubala en accion.
<a href="http://www.youtube.com/v/liQMD78xrmc?version=3&amp;" target="_blank" class="new_win">http://www.youtube.com/v/liQMD78xrmc?version=3&amp;</a>
Kubala en accion en el antiguo campo de Las Corts.

La Barsa

  • Visitante
Re:Kubala
« Respuesta #13 : 18/05/12-20:08 »
Los orígenes de Kubala



El contexto de la Guerra Fría es clave para entender sus primeros años como futbolista profesional.

Un partidazo de Kubala en Sarriá le abrió las puertas del Barça, pero tuvo que esperar casi un año para vestir la camiseta azulgrana en competición oficial
Ladislao Kubala fue un futbolista que marcó un antes y un después en la historia del Barça. Pero quizá la faceta más desconocida de este "barcelonés de Budapest" fueron sus orígenes convulsos, en consonancia con la turbulenta época que le tocó vivir a su niñez y primera juventud. Les recordamos hoy que se cumple el 10o aniversario de su muerte.
El niño de la pelota
Ladislao Kubala Stecz nació el 10 de junio de 1927 en un suburbio de la capital húngara. Su padre, Pavel, era albañil y su madre, Anne, trabajaba en una fábrica de cartonaje. Ambos eran eslovacos y habían emigrado a Budapest huyendo de la pobreza de Bratislava.
Sin embargo, Kubala vivió una infancia feliz. Si bien a él le gustaba el boxeo, desde muy pequeño se decantó por el fútbol, muy bien aconsejado por los maestros de su escuela, que vieron que aquel chico rubio y robusto tenía madera de crack futbolístico. Y es que Laszi llevaba en la sangre el ADN de este deporte, ya que Pavel Kubala, su padre, además de obrero de la construcción era un buen futbolista del Ferencvaros.
La madre le hacía bolas de papel o trapo y él dejaba boquiabierto a todos con su dominio de aquellas pelotas improvisadas (no en vano era conocido popularmente en el barrio como 'el Niño de la Pelota'). El pequeño Kubala jugaba en cualquier lugar: en las aceras, los solares, al empedrado de la calle o en parques públicos.
Un fenomeno desde muy joven
En 1939, con sólo 11 años, ya jugaba en el Ganz, pero poco después estalló la Segunda Guerra Mundial y las competiciones oficiales se suspendieron. Por fin, en la temporada 1944/45 Kubala fichó por el primer equipo del Ferencvaros. Esto conllevó que ganara su primer sueldo como futbolista, y poco después lo llamaron para jugar en la selección nacional húngara.
En 1945 fue contratado por Bratislava, uno de los mejores equipos eslovacos. Kubala, en una prueba más de su dedicación absoluta al fútbol, pidió permiso al club para residir en las dependencias del mismo campo de juego. El entrenador del Bratislava era Fernando Daucik, que más adelante se convertiría en su cuñado. Dos años después llegó su consagración definitiva, ya que con sólo 19 años fue diez veces internacional por Checoslovaquia y campeón de Liga con el Bratislava. El 17 de abril de 1947 se casó con Anna Viola Daucik, hermana de su entrenador.
Poco después unos directivos del Vasas -el nuevo nombre del Ferencvaros- se entrevistaron con él y le convencieron para que volviera a su antiguo club. Kubala aceptó y la primera tarde de su regreso a Budapest, con dinero fresco en el bolsillo, se dedicó a coger todos los pobres que encontró, les llevó a una tienda de ropa y los vistió de la mejor manera. Con él, el Vasas ganó el torneo centroeuropeo y Laszi fue de nuevo internacional para Hungría.
Huida y desventuras
Sin embargo, con Hungría bajo el régimen estalinista y en plena guerra fría, Kubala sentía que se ahogaba. Así, a principios del año 1948, terminado un partido del Vasas huyó a Austria con algunos compañeros del equipo, primero disfrazado de soldado soviético en un camión y luego a pie hasta la frontera a través de colinas nevadas. Su mujer y su hijo Branko se quedaron atrás, en Checoslovaquia. No los volvió a ver hasta junio del 1949.
Kubala se refugió en Innsbruck, la capital del Tirol. Italia estaba a un paso. En la localidad de Busto Arsizio, cerca de Milán, jugaba el Pro Patria, que lo quiso fichar, pero la Federación Húngara hacía imposible que Kubala pudiera volver a jugar. Finalmente, con la promesa del secretario de la FIFA que con un año de sanción se podría solucionar, el 20 de marzo de 1948 firmó contrato con el Pro Patria.
Con este equipo italiano jugó algunos partidos amistosos, pero su caso no parecía tener solución. Fue entonces cuando el Torino se interesó por su fichaje y le invitó a viajar a Lisboa, donde el equipo debía disputar un partido, pero Kubala no fue con ellos, porque de repente recibió la noticia de que su mujer y su hijo, escapados de Checoslovaquia, le esperaban en Udine y canceló el viaje a la capital portuguesa. El destino quiso que en el vuelo de vuelta desde Lisboa el avión en que viajaba la expedición del Torino se estrellara. Aquel 4 de mayo de 1949 murieron casi todos los componentes del equipo italiano.
Mientras tanto, la situación personal de Kubala empeoraba y tuvo que ir a vivir con su familia a los antiguos estudios de Cinecittà, en Roma, ahora convertidos en campo de refugiados aliado. Fernando Daucik, que también había huido de Bratislava, propuso la formación de un conjunto de expatriados de los países del Este para jugar partidos amistosos contra los equipos de las naciones que los quisieran acoger. El nuevo equipo, llamado Hungaria, jugó contra el Espanyol en Sarrià el 15 de junio de 1950. Aquel día Kubala hizo un partidazo y marcó cuatro goles.
Jugador del Barça
Agustí Montal Galobart, presidente del FC Barcelona, dijo esa misma jornada al secretario técnico Josep Samitier: "Este chico es extraordinario. No nos lo podemos dejar escapar. Prepare un contrato esa misma noche". A las pocas horas Kubala fichaba por el Barça, pero desgraciadamente la prohibición de jugar partidos oficiales continuaba vigente. Mientras tanto, Daucik había sido nombrado entrenador y el equipo barcelonista sólo pudo quedar cuarto en la Liga 1950/51.

Desconectado Quique

  • Colaborador1
  • Coronel
  • ********
  • Mensajes: 2924
    • pages/webdelculecom/191759857539624Facebook
    • webdelcule
  • Nombre*: Enrique
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Re:Kubala
« Respuesta #14 : 10/10/14-22:55 »
Como me imagino que ya sabreis, cada cierto tiempo se actuliza la pagina para votar sobre la Alineación ideal de la Historia del Barça (por cierto, hemos puesto un videos)

Hoy la hemos actualizado, y de nuevo me he llevado la gran sorpresa de no ver a uno de los mejores jugadores de la Historia del Barça y del Mundo, como ha sido Ladislao Kubala.

La verdad es que es muy dificil votar por ciertos jugadores para hacer una alineación, ha habiado tantos y tan buenos, que resulta complicado.

Pero yo nunca tendria dudas en elegir en la delantera a un jugador como Kubala, me da igual el puesto.

Esto demuestra un poco que este tipo de encuestas mayoritariamente son votadas por gente joven.

Y aunque Valdés es un grandisimo portero, también me sorprende no ver a Ramallets, e incluso a Zubi como los más votados, pues digo lo mismo que con Kubala, yo nunca tendria dudas en votar a Ramallets. Porterazo de antologia!



 

Conectado Jopefer

  • Colaborador2
  • Coronel
  • *******
  • Mensajes: 2569
  • Nombre*: José Anto
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Re:Kubala
« Respuesta #15 : 10/10/14-23:19 »
Pues la verdad es que es inexplicable que Kubala no esté en esa selección ideal, pero a decir verdad de los que voté yo pocos he visto, es cierto que jugadores como Schuster Laudrup o Ronaldo  no despiertan muchas simpatías porque se fueron al Madrid pero yo es de lo mejor que he visto en su puesto, tampoco entiendo la ausencia de Urruti que en gloria esté, de Julio Alberto, Sergi, Ferrer, en fin estos ya de nuestro pasado más reciente, pero como bien dices parece ser que la gente que ha votado es joven y no ha visto a muchos de estos grandes jugadores.