Autor Tema: Josep Sunyol  (Leído 12359 veces)

0 Usuarios y 1 Visita están viendo este tema.

Desconectado webdelcule

  • webmaster
  • Coronel
  • *******
  • Mensajes: 2324
    • pages/webdelculecom/191759857539624Facebook
    • webdelcule
  • Nombre*: Enrique
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Josep Sunyol
« : 14/04/08-09:26 »
Josep Sunyol nació en Barcelona en 1898, y fue asesinado en la Sierra de Guadarrma el 6 de agosto de 1936
Era un hombre de gran personalidad y muy respetado por todo el barcelonismo. Sus inicios como directivo azulgrana fueron 1928, curiosamente en la junta presidida por Arcadi Balaguer, un monárquico convencido y por lo tanto un hombre de convicciones políticas muy distintas a las suyas. En los años de la República, Sunyol alcanzó bastante notoriedad tanto por su actividad política, como dirigente de Esquerra Republicana (ERC), como por su implicación en el mundo del deporte. En este ámbito cabe destacar que fue el impulsor y propietario del semanario 'La Rambla', que difundió el lema “deporte y ciudadanía”.
En 1933 fue elegido presidente del RACC (Real Automovil Club de Catalunya) cargo que ejerció hasta 1934
El 27 de julio de 1935 fue elegido presidente del FC Barcelona. Los socios confiaron en él porque consiguió enmendar la situación financiera del club, tarea que había iniciado su predecesor, Esteve Sala, que ahora como tesorero y junto con el contable Francesc Xavier Casals, ayudó a Sunyol a cerrar la temporada con un superávit considerable. Además, en el plano deportivo, el equipo se proclamó campeón de Catalunya y llegó a la famosa final de Copa de 1936, en la que el entonces portero del Real Madrid, Zamora, dio el título a su equipo con una actuación memorable.

Pero que pasó en la Sierra de Guadarrama?. Según los historiadores Jaume Sobrequés y Jaume Ramón i Peró, el Diputado Josep Sunyol, Juli Just (Secretario del director de Obras Publicas) y el periodista Ventura Virgili salieron desde Valencia hacia Madrid, por circusntancias desconocidas se adentraron en la zona rebelde y fueron detenidos. Ambos creyendo que estaban en zona Republicana, alzaron gritos de ¡¡¡Viva la República!!!. Tanto el Presidente del Barça, como el periodista y el chofer fueron fusilados sin juicio alguno e inmediatamente después de ser detenidos.
Según el citado informe, Sunyol y Virgili viajaban con cartas para Jose Giral, Presidente del Gobierno, Diego Martinez, presidente de las cortes y Joan Casanovas, Jefe del Gobierno Catalan. Se sabe que Sunyol viajaba con 25.000 ptas del club, con las cuales se pretendía pagar los fichajes de Urquiaga y Aedo (Betis), Fernando García (Racing) y Lángara (Oviedo).
También llevaban 50.000 ptas para atenciones de guerra y tenían entre otras misiones visitar a la Columna Maciá-Companys de voluntarios catalanes desplazados para la defensa de Madrid.
La pérdida de este gran hombre sumio al club en una de las grandes crisis deportivas y solo las giras por sudamerica, explicadas en el capitulo: La Guerra Civil, salvo al Barça de una posible desaparición.
Laporta le tiene como referente, pero en nada se parecen, y a pesar de ser toledano, no me disgustaba su manera de pensar, en cambio si estoy en desacuerdo con Laporta.
Para más datos contactar


Desconectado webdelcule

  • webmaster
  • Coronel
  • *******
  • Mensajes: 2324
    • pages/webdelculecom/191759857539624Facebook
    • webdelcule
  • Nombre*: Enrique
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Re: Josep Sunyol
« Respuesta #1 : 16/04/08-08:05 »
Muy bueno Txema, claro que tienes mi permiso, además siempre bien informado, más que permiso, lo que hago es darte las gracias por continuar. Un saludo

Desconectado webdelcule

  • webmaster
  • Coronel
  • *******
  • Mensajes: 2324
    • pages/webdelculecom/191759857539624Facebook
    • webdelcule
  • Nombre*: Enrique
  • País*: España
  • Soy*: Seguidor
Re:Josep Sunyol
« Respuesta #2 : 08/10/11-08:29 »
gracias
Fantástica historia, la de un "tío" que vivió por y para nuestros colores. Un orgullo para nosotros. Gracias José, por facilitarnos semejantes trozos de nuestra querida historia.
¡Saludos al estilo Puyol!